¿Quieres una Vida saludable? 4 hábitos indispensables

La sociedad moderna vive en una constante competencia por la apariencia o silueta perfecta. Es común ver a mujeres compararse con celebridades que derrochan y exhiben sus cuerpos perfectos. A la vez que promocionan por redes sociales y televisión un sinfín de recetas o “dietas rápidas” que aseguran en sus anuncios publicitarios ofrecer la clave para tener un cuerpo perfecto.

Sin embargo, no hay nada más lejos de la realidad. Nada de lo que tenga que ver con mejorar nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera, se gana de la noche a la mañana. Todo bienestar real, cualquier logro en nuestra apariencia, y en nuestra salud proviene del esfuerzo constante, de la autodisciplina, y del compromiso de crear y mantener hábitos que nos ayuden a tener una buena calidad de vida. Implica no solo tener una buena apariencia, sino que también incluya un pleno sentido de logro y satisfacción por las mejoras o avances obtenidos, y un compromiso personal de mantener a un nivel tan bueno como sea posible nuestra salud.

¿Cómo podemos lograr establecer buenos hábitos? ¿Cómo conseguir una buena salud?

A continuación te damos la guía necesaria para que logres la paz y armonía contigo mismo, salud y felicidad propios, sin depender de opiniones de terceros.

⦁ 1.- Desayuno energizante:

Tal como si vamos a emprender un viaje, nuestro auto debe tener el tanque de combustible lleno, de la misma forma, para empezar nuestro día con ánimo debemos llenar nuestro depósito de energías con el suficiente combustible que requiere nuestro cuerpo. Por esa razón, se considera el desayuno como la principal comida del día, debido a que proporciona al cuerpo los nutrientes esenciales para mantener un alto nivel de energía para un normal desempeño en las actividades diarias.

El desayuno pone fin al largo ayuno ocasionado por sueño reparador de la noche, que se ha extendido por más de 8 horas. De ahí que no es bueno dejar de desayunar. Más bien, debemos aprovechar de preparar un desayuno nutritivo, y apartar el tiempo necesario para comerlo. Porque un buen desayuno es uno de los principales hábitos para tener una vida saludable.

⦁2.- Ensaladas frescas:

Las verduras y las ensaladas ofrecen siempre una abundante fuente de fibras, minerales y vitaminas. De ahí que reportan grandes beneficios a nuestra salud. En el caso de la fibra nos ayuda a mejorar el metabolismo y previene o mejora el estreñimiento. Los minerales y vitaminas fortalecen las funciones vitales de los diferentes órganos de nuestro cuerpo, así como a nivel intracelular. Los antioxidantes presentes en los vegetales contienen propiedades anticancerosas, que nos ayudan a prevenir enfermedades crónicas.

⦁ 3.- Hierbas y especias:

La sal y la grasa forman parte de casi toda la sazón o sabor que nos deleita en las comidas. Tristemente, el consumirlas sin ninguna restricción provoca la aparición de enfermedades cardíacas y de hipertensión que minan nuestra salud. ¿Qué podemos hacer para evitar males mayores? Tomar conciencia del uso que damos a la sal y grasa, reducir la cantidad que usamos en nuestras comidas nos ayudará muchísimo a mejorar nuestra salud. Por otro lado, al reducir el consumo de sal y grasa, podemos potenciar o aumentar el uso de hierbas o especias frescas o secas, tales como la albahaca, orégano, pimienta, romero, o tomillo. Dichas hierbas brindan a nuestro cuerpo excelentes aportes en pro de nuestra salud. además, acentúan los sabores de las verduras, frutas y carnes que usamos en nuestras comidas.

⦁ 4.- Rutina de ejercicios:

Una alimentación balanceada es uno de los pilares fundamentales de una buena salud. Pero, otro pilar esencial lo constituyen una rutina equilibrada de ejercicios, por lo menos tres veces a la semana cada persona debería comprometerse a realizar ejercicios que contribuyan al acondicionamiento integral del cuerpo. El ejercicio moderado, sea al aire libre, en casa o en un cuarto de gimnasio ayuda a regular los niveles de colesterol, triglicéridos, presión arterial, etc. Además, ofrece una excelente oportunidad de consumir las calorías adquiridas.

Cada vez que logramos avanzar en la rutina de ejercicios que realizamos, nuestra mente se libera, sentimos que nuestra vida cobra valor, nos sentimos contentos y complacidos con nosotros mismos. Además, el vigor que ganamos con cada tarea realizada nos da la motivación necesaria para enfrentarnos a cualquier reto que se nos presente. De ahí, que la actividad física a nivel personal y en familia produce resultados muy positivos no sólo en sentido físico, sino también a la mente y al espíritu.

Por lo tanto, lo invitamos a realizar un programa sencillo de ejercicios. No tiene que incluir ejercicios muy rigurosos o excesivos. Tampoco es necesario dedicar demasiado tiempo. Puede empezar con tan solo unos 10 minutos, luego 15, después 20 y así sucesivamente, hasta lograr una rutina de 1 hora. Si logra realizar esta rutina, al menos 3 veces en la semana, notará los resultados muy pronto. La sensación de logro es extraordinaria.


Todas las recomendaciones ya expuestas en este artículo sólo tienen la intención de ser una guía en el camino hacia un estilo de vida saludable. No hay una camisa de fuerza, ni una receta milagrosa para lograrlo. Tal como si de la construcción de una torre se tratara, de igual forma es la salud. Dependerá de los cimientos que usted coloque en la base, es decir los hábitos que usted seleccione. Luego, le corresponderá escoger con acierto todos los ladrillos, es decir las comidas, que usted tomará. Cada uno determinará a la larga si su torre, es decir su salud, será de la mejor calidad, o de baja calidad.

La autodisciplina, la constancia, y su disposición para hacer los cambios necesarios en su estilo de vida permitirán un avance maravilloso en su salud. Efectivamente, sus hábitos alimenticios junto con una rutina activa de ejercicios hará de usted la persona que siempre ha querido ser. La vida es el don más preciado que tenemos. Aprovechemos cada instante para hacer de nosotros mismos un adulto saludable.

Procure disfrutar de la vida de la mejor manera: con una buena salud, llenando su vida entera de paz interior, y felicidad. Tome ahora las riendas de su salud, y ¡abrace la vida!

 

Etiquetas

Comentarios sobre este

Ultimos Articulos