Como Cuidar de Pies Agrietados

La salud de los pies influye de manera importante en el resto del cuerpo. No nos imaginamos a una persona con dolor de pie por alguna enfermedad caminando sin problemas o intentando correr o saltar. Todo lo contrario, si alguien sufre de alguna enfermedad en los pies, lo más seguro es que quiera permanecer sentado o acostado. Pero como seguramente no deseas que ese sea tu caso, vamos a ayudarte con útiles consejos para cuidar tus pies, específicamente, para evitar sufrir, o saber qué hacer si ya sufres, de pie agrietado.

¿De qué se trata el pie agrietado? ¿Cuáles son las causas principales del pie agrietado? ¿Qué puedes hacer si sufres de esta enfermedad? Te invitamos a conocer las respuestas a etas preguntas a continuación.

Causas de pies agrietados

Las causas que puedes llevar a sufrir de pie agrietado son diversas. Pero antes de conocerlas, es bueno que expliquemos de manera breve de que se trata esta enfermedad. Decimos que alguien sufre de pie agrietado cuando presenta algunos de estos síntomas:

  • Descamación. Se refiere a cuando la piel adopta forma de escamas de un pez.
  • Enrojecimiento o picazón fuerte en la zona del talón.
  • Grietas. Es la manera más fácil de reconocer el pie agrietado debido a que la piel del pie, especialmente en la zona del talón presenta muchas grietas, como si fuera a quebrarse en cualquier momento.

Vamos a enumerar ahora algunas de las situaciones que pudieran causar pie agrietado, de esa forma podrás evitarlas, dentro de lo posible, y así asegurarte de no sufrir de esta enfermedad. Notarás que la mayoría tienen algo en común: resequedad.

  • Enfermedades fuertes. Está claro que hay enfermedades que tristemente no podemos evitar y en particular el tratamiento de estas puede causar resequedad en los pies y en poco tiempo mostrar grietas.
  • Zapatos y calcetines. Es normal que al salir se usen zapatos y calcetines del gusto de cada persona, pero si estos no se eligen bien, podrían causar resequedad en los pies y a la larga el enrojecimiento o la comezón propias del pie agrietado.
  • Agua a alta temperatura. Es cierto que darse un baño con agua caliente puede ser reconfortante, pero si esto se hace de manera constante también podría causar quiebres en la piel.
  • Presión al pisar. Ya sea que se trate de levantar mucho peso, de no pisar correctamente o de simplemente caminar por sitios inadecuados, todo esto solo contribuye a que la planta del pie sufra, evitando que esta zona del cuerpo pueda mantener su estado natural y por ende causando agrietamiento del pie, especialmente en la zona del talón.
  • Químicos. En la actualidad son muchos los productos químicos que se utilizan para la higiene personal, sin embargo el uso de algunos de estos podrían tener como resultado la irritación de tus pies.

Tratamientos para pies agrietados

Ahora que ya conocemos algunas de las causas del pie agrietado, es momento de saber cuáles son las medidas a tomar para evitarlas o lograr curar tus pies. Hablemos tanto de las cosas que debes hacer como de las que debes evitar.

  • Agua. Es necesario bañarse todos los días, eso no tiene discusión, sin embargo, debes tener cuidado pues, aunque la piel de los pies es muy gruesa en comparación con el resto del cuerpo, también es muy sensible y las altas temperaturas pueden lastimarla. Por eso, es mejor usar agua fría o a temperatura ambiente para bañarse.
  • Baños. A todos nos gusta bañarnos en la playa o en una piscina, pero luego de hacerlo, asegúrate de tomar un buen baño, pues solo así podrás cuidar que los químicos de la piscina o la sal de la playa dañen tus pies.
  • Productos naturales. En la medida de lo posible, usa solo productos naturales a la hora de bañarte o de lavar tus pies. De esa manera ayudarás a su recuperación y fortalecimiento.
  • Hidratación. La resequedad es una de las principales causas del pie agrietado así que la hidratación es de suma importancia en este caso. Debes tomar agua todos los días. La recomendación es beber más de un litro y medio cada día.
  • Alimentos. Siguiendo con el punto de la hidratación, es necesario que incluyas en tu dieta alimentos que mantengan tu cuerpo hidratado, por ejemplo la sandía, el melón, entre otros. Esto es de gran relevancia en todo momento pero especialmente durante el verano o estación de sequía. 
  • Sol. Si hay algo que puede resecar muy rápido tus pies es la exposición al sol. Es cierto que durante el verano lo normal es usar ropa y calzado fresco, pero aun en esta situación, es mejor que puedas hacer uso de calzado que ayude a evitar el contacto directo del sol en tus pies.
  • No fumar. Este hábito es dañino en muchos sentidos, incluso para tus pies, así que la mejor recomendación que podemos darte es no fumar en ningún momento.

Como cuidar pies agrietados

Lo ideal sería poder tomar en cuenta las sugerencias antes mencionadas y así evitar que los pies se agrieten, sin embargo, puede que ya sea tarde para ello así que es momento de saber qué hacer para curarte de esta enfermedad.

El primer paso es asegurarte de que tienes esta enfermedad. Para ello, cuentas con podólogos, especialistas en el tema. Acude al de confianza y permite que a través de su experiencia y los estudios correspondientes te ayuden a saber si la tienes o no.

Una vez confirmada la enfermedad es momento de tomar medidas para revertirla. El mismo podólogo puede practicar una quiropodia, tomando en cuenta lo afectado que estén los pies. Ahora bien, hay cosas que puedes hacer por tu propia cuenta y que seguro serán de utilidad. Tales como comer alimentos que contengan alto contenido de líquido, beber agua en abundancia durante el día, especialmente en época de mucho calor, bañarse regularmente y hacerlo con productos naturales al mayor grado posible y finalmente, a fin de no empeorar la situación, evitar caminar por lugares incómodos o levantando demasiado peso.

Hacer caso de estas simples recomendaciones te ayudará a recuperar la lozanía en toda tu piel y disfrutar de unos pies sin grietas, enrojecimiento o dolor. Lo cual a su vez repercutirá en que tengas más energía y ganas de caminar, correr y saltar.

Etiquetas

Comentarios sobre este